Ir al contenido principal

Alcalde de Álamos acusa a Diputada de Sonora de recibir 'moches'

En Tiempos de Guerra Cualquier Hoyo es Trinchera

Por Connie Peraza

La restauración de la escuela Bartolomé M. Salido se ha politizado de tal forma que ciertos actores políticos, están “tejiendo tenebra” para enrarecer el ambiente y llevar agua a su molino.

Tal es el caso de la diputada local por el Distrito XIX Gricelda Soto Almada quien en su afán por ser la abanderada de Morena en la candidatura del distrito federal número VII y ocupar la silla que le ha quedado inmensamente grande a Hildelisa González, no pierde oportunidad de entrometerse en asuntos que por cuestión distrital no le corresponden.

La legisladora bajo la asesoría de Rafael “payo” Orduño quien también busca ser candidato a lo que sea, han embaucado a alamenses identificados con el mismo partido político al que pertenecen, a Rafael “chalito” Enríquez el conocido multipartidista, por haber pertenecido anteriormente al PRI y al PAN, a Paulino Gámez conocido últimamente como “Ecoloco”, por el vídeo que circuló en redes sociales captado tirando basura en las causes del arroyo, entre otros que han estado enturbiando el proceso de rehabilitación de la escuela Bartolomé M. Salido.

Constantes reuniones en lo oscurito y ahora, una donde más bien pareciera asamblea partidista en las afueras de la institución en rehabilitación, son una muestra clara de que todo tema de aquí para delante trataran de politizarlo; las preguntas saltan a la vista ¿Dónde está la representación de la sociedad de padres de familia?, ¿Dónde están los miembros del comité que se formó precisamente para dar información y coordinar los recursos del Estado?, ¿los invitaron?

No hay que olvidar que de manera formal se constituyó una Asociación Civil que llevaría a buen puerto esta gestión, con personas afines a la escuela, que les duele la institución; AC que se formalizó para alejarla precisamente de actores y fines políticos, como ahora lo quieren hacer rehén gentes de conocida afiliación partidista como son; Gricelda Soto, “chalito” Enríquez, Juan Corrales, Rafael González, Paulino Gámez, su hija Sofía Gámez, entre otros.

Pero no hay que hacerse a un lado en cuanto a las responsabilidades, que deben ser compartidas, esta afectación que sufrió la escuela, deriva de un fenómeno natural; y lo saben los actores políticos pero lo omiten en su alegato; la rehabilitación no compete 100% al Gobierno del Estado, el 50% le corresponde aplicarlo al Gobierno Federal pero se excluye del debate, no se toca lo que corrobora el fin político de tales reuniones, no les importa tener un resultado, les interesa la grilla y la institución no puede, ni debe ser rehén de intereses políticos.

La restauración de la Institución es una imperiosa necesidad, y urge su solución, el Estado por conducto del ISIE tiene listo el recurso, su no ejecución sólo son cuestiones administrativas, aunadas al cambio que produjo el confinamiento lo cual ha retardado su proyección, sin embargo no es válido que la diputada Soto Almada, se entrometa a un distrito que no es el suyo y pretenda engañar a personas que buscan la solución para la institución como la gran mayoría de los alamenses.

La diputada Gricelda Soto en su paso por la legislatura ha sido Gris como lo dice su nombre, su mejor desempeño ha sido el de prometer la candidatura de Álamos por MORENA; así lo hizo con Samuel Borbón a quien le aseguró que ya lo había palomeado el mismo Durazo; lo mismo hizo con “Chalito” Enríquez a quien le aseguró lo mismo, y últimamente parece ser su gallo, por las reuniones que ha tenido; ¿desde cuándo le ha sido dado a la diputada el control, para dar y repartir candidaturas?

No hace mucho recibió un estate quieto de parte de la Diputada Marcia Camarena en el congreso, y anteriormente del Diputado Filemón Ortega, a quien constantemente se le mete a su terreno distrital, pero cuando algún diputado interfiere en su distrito se les va a la yugular, no le gusta comer de las que guisa a nuestra diputada Soto Almada.

Esta entrega de hoy, va directa para que la Diputada Gricelda Soto y su fiel escudero “Payo” Orduño, quienes por cierto tienen una fábrica de Trolles (algunos de Álamos) se apacigüen, y tomen su sana distancia cuando menos con Álamos, ya que en la ciudad de los portales las cuestiones políticas, se cocinan aparte.

Hasta la Próxima...

Comentarios