Ir al contenido principal

Felicitaciones a la insensatez de Célida López Cárdenas


Por Dr. Selimir Prodanovic
Me censuraron en redes sociales, al instante, cuando intenté comentar una publicación que da cuenta de que uno de los funcionarios de la OMS alerta de que ya el Covid-19 está "fuera de control" en América. Eso es lo que quisieran.

Lo que está fuera de control es el Test PCR, para el cual dan positivo las cabras, las frutas, el aceite de automóviles y otro sinfín de elementos. También está fuera de control todo el protocolo que implementan los médicos ceñidos al Período Jurásico, de imponer reglas de siglos pasados, tales como las mascarillas, o los toque de queda que, en lugar de prevenir enfermedades, las propician.


También está fuera de control la insensatez oficial de tomarle la palabra a individuos implicados en crímenes de lesa humanidad. Finalmente, está fuera de control, una legión creciente de activistas que están desenmascarando a cada autor, partícipe, cómplice, encubridor y a cada receptador, del mayor holocausto que se está gestando.

Los medios de información como la televisión no están hechos para el bien de la gente, sino para mentir y manipular al servicio del Poder, y si de todo lo que hablan es del Coronavirus, pues se imaginarán la cantidad de "verdad" que hay ahí. Creo que hay que tener la edad mental de un niño de 5 años para tomarse en serio a la TV.

Por otro lado, felicito a la alcaldesa Célida López Cárdenas. Los hermosillenses deben estar muy alegres de que haya dado algunos indicios de proceso mental de pensamiento. Aunque las medidas de restricción de 6 am-6 pm se ampliaron 3 horas más, seguirá alegremente multando a las personas que sean sorprendidas fuera de sus casas en horario no autorizado. Bueno, tratándose de ella no se puede pedir más. 

Ciro Gómez Leyva expuso su incongruencia a nivel nacional, pero sigue sin entender, tal parece que gana más 'golpeando' mediáticamente al presidente Andrés Manuel López Obrador en vez de cambiar su fórmula.

Lo bueno será -quiero creer- que las filas de los super mercados no estarán tan saturadas de personas que se aglomeran en las cajas de pago; el fenómeno que no vio Célida fue que, al limitar el tiempo, también limitó el espacio y con ello afectó directamente a la llamada 'sana distancia'. Así, de nada sirven los protocolos tomados al salir de casa si salimos directamente a incrustarnos en una aglomeración de personas esperando, algunas veces por más de 30 minutos, en cualquier lugar para pagar. 


En fin... veamos que resulta de éstos experimentos políticos de la alcaldesa.
Hasta pronto.

Comentarios