Ir al contenido principal

¿Quién dio dinero a Lozoya para tanta estafa? Videgaray, su amigo

Un par de egresados del ITAM sacudió al gobierno peñista desde dentro. Lo que podía ser un dúo de economistas que ayudarían a impulsar proyectos con su experiencia, terminó siendo la base intelectual de saqueos multimillonarios. Ahora uno de ellos está detenido y el otro observa con nervios lo que pase. ¿Quién dio dinero a Lozoya para tanta estafa? Videgaray, su amigo itamita.

Emilio Lozoya se encuentra en México y prepara toda su declaración para reducir sentencia. El peñista quiere contarlo todo, quién saqueó, cómo lo hicieron, quién estructuró todo y cuánto dinero se repartió desde lo más alto de la era Peña Nieto. Si todo sale bien con sus evidencias y declaraciones, mínimo tendría que caer Luis Videgaray, quien le concedió el dinero suficiente para estafar a Pemex de esa manera.

Recordemos que la petrolera mexicana es la más endeudada del planeta y estuvo al punto de la quiebra gracias a Emilio Lozoya. Pero la corrupción que operó el itamita no hubiera sido posible sin la ayuda y el visto bueno de Videgaray. Como secretario de hacienda, el otro itamita aprobó los créditos multimillonarios para que se realizaran estafas como la compra de plantas chatarra y la planta de fertilizantes Agronitrogenados.

Videgaray aprobó los créditos cuando presidió los consejos de la Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext). Y es que la corrupción que hoy tiene a Emilio Lozoya tras las rejas depende mucho de quienes aportaron recursos y movieron hilos políticos para que todo saliera de manera correcta. Al terminar el sexenio peñista, Luis Videgaray prometió renunciar a la política e irse a Estados Unidos.

Los montos son todo menos pequeños. Videgaray aprobó créditos por 390 millones de dólares para la compra de Agronitrogenados; luego aprobó 280 millones de dólares para la otra planta chatarra, Etileno XXI. Y para rematar, permitió que se inyectaran 240 millones de dólares en el gasoducto Los Ramones, uno de los proyectos fallidos del sexenio de Enrique Peña Nieto. Lozoya siempre ha asegurado que “no se mandaba solo”.

Todo apunta a que, si la cooperación resulta funcional para la justicia mexicana, Luis Videgaray tendría que regresar a México a declarar; y también, si el sistema judicial lo permite, podría ser detenido, acusado de apoyar en las estafas estructurales que realizó Emilio Lozoya cuando estuvo al frente de Pemex. La intención de la caza anticorrupción es dar con toda la cúpula de saqueo priista, en donde suena fuerte el propio Peña Nieto.

Con información de Sin Embargo.

Comentarios