Ir al contenido principal

China enciende con éxito su ‘sol artificial’ por primera vez, un reactor experimental de fusión nuclear


China ha encendido su reactor de fusión nuclear por primera vez, en un paso hacia la tecnología que, en última instancia, proporcionaría una fuente poderosa e ilimitada de energía limpia.

El reactor HL-2M Tokamak en Chengdu, provincia de Sichuan, está diseñado para usar un poderoso campo magnético para fusionar plasma caliente a temperaturas de 150 ° C, más de 10 veces más caliente que el núcleo del sol.

El reactor, denominado "sol artificial" debido al enorme calor y la energía que produce, se completó el año pasado.

Los científicos chinos han estado trabajando en una versión más pequeña de la tecnología desde 2006 en experimentos diseñados para sentar las bases para la futura generación de energía a gran escala.

Según los medios estatales, el nuevo reactor también proporcionará apoyo técnico al Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), el reactor más grande del mundo, que se está construyendo en Marsella, Francia. China es uno de los seis países, además de la Unión Europea, que participan en el proyecto.

Los científicos han estado trabajando en la fusión nuclear, considerada por algunos como el santo grial de la producción de energía, durante décadas. Los reactores están destinados a imitar la física de las estrellas fusionando núcleos atómicos, liberando cantidades masivas de energía que se pueden controlar y finalmente convertir en electricidad.

A diferencia de la fisión nuclear, el proceso utilizado en las plantas de energía nuclear, genera pocos desechos radiactivos y conlleva menos riesgo de desastre ambiental.

Pero lograr la fusión es extremadamente difícil y costoso. Las estimaciones de los costos totales de construcción y operación del ITER oscilan entre £17 mil millones y £49 mil millones, lo que lo convierte en uno de los proyectos científicos más costosos del mundo, y es probable que pasen décadas antes de que proporcione un medio viable de generación de electricidad.

La semana pasada, el Reino Unido anunció su propio paso hacia una estación de energía de fusión nuclear, lanzando una búsqueda de un sitio para la planta.

El gobierno espera que la construcción del Tokamak esférico para la producción de energía (STEP), que se conectará a la red eléctrica, se complete para 2040.

El profesor Ian Chapman, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Atómica del Reino Unido, dijo que "los planes demostrarán que la fusión no es un sueño lejano, sino una realidad naciente".

"STEP consiste en pasar de la investigación y el desarrollo a la entrega", agregó.

Comentarios